Pebre publica algo

"La pintura es poesía silenciosa, y la poesía es pintar con el regalo de la palabra".

"La pintura es poesía silenciosa, y la poesía es pintar con el regalo de la palabra".

Pebre, el genial blog adorado por la oligarquía y varios grupos intelectuales, habría publicado un artículo. Esto no sucedía desde hace varios meses, y la publicación de esta noticia es un hecho tan inusual e inesperado que ya se le compara con el paso del cometa Halley.

“De verdad es algo increíble, nunca me lo esperé, pensé que el tipo del blog ese se había muerto” comentó David Orozco, lector ficticio del sitio, al no menos ficticio diario El Alguacil del también ficticio país Honduras. Varios analistas independientes especializados en tecnología advierten que la noticia publicada podría ser la única en un buen tiempo, de acuerdo al ritmo de publicación actual y a las actividades filantrópicas que el autor principal del blog, Hodur, estaría realizando por el mundo. (Vía Pebre)

Vote por mí

Rubilar colgando afiches de Rubilar

Rubilar colgando afiches de Rubilar

Dentro de poco son las elecciones municipales 2008, acá en Chile lindo. A estas alturas es una capitánobviedad decir que cualquier elección que se haga en Chile tapona las ciudades con propaganda, pero en el caso particular de las elecciones municipales (y en menor grado, de las parlamentarias), se da que la propaganda no sólo es infestante, además es bastante ridícula. ¿Por qué? Vaya a saber uno, pero como un humilde pelagatos no-inscrito-en-los-registros no me queda otra que reírme de ellos, y de paso, hacer una recopilación para la posteridad antes de cerrar este maldito blog.

Sean ustedes invitados a un universo mágico y misterioso, que además es LO oportunidad de las regiones y comunas provincianas para lucirse, políticamente hablando. Canciones, demagogia, costalazos tecnológicos e infracciones de copyright. Veamos.

Ricardo Jeldes, el Freddie Mercury chileno

Desde la extraña tierra de Quilpué, un clásico instantáneo: Ricardo Jeldes. En todo caso, no tiene nada ni siquiera parecido a Mercury, pero le digo así porque usa “We are the Champions” a destajo, haciendo que todos los integrantes de Queen se sacudan en sus criptas… eh… o donde sea que estén.

Imagen de previsualización de YouTube

No sólo llama la atención lo barsa, además la deformación de la letra a lo Delfín Quishpe es bastante mutante. Por si fuera poco, los aguafiestas de EMI reclamaron derechos sobre la canción de Queen, y de hecho, el video original en su cuenta fue borrado. En fin: como hacer todo perfectamente mal… o “a lo chileno”, como prefiera. (Vía Quemar Las Naves)

La temporada perdida de Plan Z

… o por lo menos eso parece (según dicen en los comentarios) la campaña audiovisual de Enrique Van Rysselberghe, concejal de Concepción. No hay mucho más que decir, sólo véalo (y llore):

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Hasta da para reflexionar cosas serias y preocupantes sobre nuestros gobernantes, pero qué diablos, sólo prefiero sufrir por mi existencia. (Vía El Francotirador)

En los hombros de gigantes

Hablando de los carteles: la mayoría de los candidatos no es muy original y la tiene clara: prefieren que su cara aparezca al lado de la del candidato presidencial de su partido. Pero Ricardo Cáceres, candidato a concejal por Puerto Montt, decidio innovar y aparecer junto a… Barack Obama.

This is Obama, he is my friend, he is very friend

This is Obama, he is my friend, he is very friend

Según la campaña, es una manera de “reflejar el espíritu joven y creativo de este futuro concejal”. Qué hemos hecho, dios mío. (Vía un tuiteo de lukas_y2k)

Visite ¿mi? web

A Ricardo Sepúlveda, candidato a alcalde por La Serena, no se le ocurrió mejor manera de acercarse al “mundo multimedial tecnológico internetss” que regalando un video de su campaña… en VCD.

Con mi CD tecnológico voy a acercarme a la juventud (imagen sacada barsamente de elreflejo.net)

Con mi CD tecnológico voy a acercarme a la juventud (imagen sacada barsamente de elreflejo.net)

Aparte de eso, promociona su sitio web sepulveda.cl. Pero al entrar a esa dirección, ¡uno ve que el sitio no es de él! Es de una empresa consultora. ¿Acaso creía que en La Serena no hay tecnología, que nadie va a ver el sitio, y de esa manera ser “tecnológico” sin gastar un peso? Prefiero no pensar eso, aunque mi corazonada me dice que sí. O tempora, o mores! (Vía El Reflejo)

Publicidad antes de tiempo

Es de esas cosas que a nadie le importa, o no pareciera: los candidatos no pueden hacer propaganda antes de la fecha reglamentaria, es ilegal. Aparte de la evidente contradicción que se genera cuando alguien quiere representar al pueblo pero no respeta las leyes, sorprende la frescura con la que se justifican: “no, es que el muro estaba autorizado”, “no, es que si no dice ‘vote’, no cuenta como propaganda…”. Un ejemplo random:

Un [letrero negro] para todos

Un -letrero negro- para todos

El de la foto sabe de eso y por eso decide, de cuajo, eliminar la palabra “alcalde” del cartel. Total, nadie se va a dar cuenta de que es propaganda, si no se nota… eh, es que le gusta hacer letreros con su cara, eso es. ¡Letreros negros para todos!

Ojo con el copyright

El uso y abuso de material con derechos de autor es otra piedra en el zapato para las campañas. Total, ¿a quién le importa si el candidato usa canciones o disfraces de Barney en la campaña? Si hiciera la lista de todos los casos de esos que existen, no terminaría nunca, pero veamos otro ejemplo random: Lina Ríos, concejala por La Florida.

Usa como si fuera nada, una imagen de una de Las Chicas Superpoderosas a la que se parece. A la hora que Cartoon Network se de cuenta, queda la grande.

(WTF aparte merece el sitio, que está tan mal hecho que la sección de “Trabajo Social” está escrita en Lorem Ipsum. xD)

Y aún hay más…

Ya no saben qué inventar

Ya no saben qué inventar

En realidad, no, no tengo más. Pero estoy seguro de que hay una cantidad numerable de eventos parecidos (o peores) repartidos por todo Chile. Espero que esta recopilación le haya servido de ayuda para decidirse a votar… o no.

Recuerdo: America Under Attack

Allá por el 2001, cuando todavía existían los billetes de 500, Sofoca era un pionero en el mundo de la webs 2.0 y tenía a su cargo un blog cuando el término nadie lo asimilaba en Chile (también estaba el de Gonzalo Maza el 99, pero no cuenta). Lo cierto es que ese blog era terriblemente inútil puesto que hablaba de puros chistes internos del colegio y absolutamente nadie sabía que existía aparte de nosotros, pero tuvo un post rescatable: una bitácora sobre todo de lo que nos íbamos enterando sobre el atentado terrorista a Estados Unidos, 7 años atrás.

Lea America Under Attack

Pero sigo siendo el… ehm…

No pude dejar pasar esto: un concursante de “¿Quién quiere ser millonario?” de Venezuela que no se sabe la letra de la conocida ranchera “El Rey” y la completa de la peor manera posible.

Imagen de previsualización de YouTube

Es un cliché, pero no puedo dejar de decir que José Alfredo Jiménez está revolcándose en su tumba, y probablemente echando espuma por la boca, si es que no se la han comido los gusanos todavía. Alá nos salve. (Vía un foro que no puedo linkear)

Google lo sabe todo

Sí, todo; o si no, lo inventa. Es un lugar común para cualquier persona que ocupe internet, pero el cabrón de Google sigue enjuagándonos su omnipotencia en nuestra cara cada vez que puede.

Hace poco estaba buscando a cuánto estaba el dólar en pesos chilenos y Google me dio la respuesta ipso facto. Me sorprendí, a pesar de que sabía que Google funciona como calculadora. A partir de ese momento fui introducido al bizarro y complejo lado B de Google; un mundo oscuro, tétrico y misterioso… debo decir que lo menos que te puede pasar después de verlo es que no sigas siendo la misma persona. No, en realidad eso no.

Sucede que le comenté lo de los dólares a un amigo y me dijo más cosas tenebrosas sobre Google. Lo primero era buscar por las palabras eight days a week. Un pollo cualquiera pensaría que te sólo encontrarías información sobre una canción de los Beatles, pero Google además te da un extraño resultado:

eight (days a week) = 1.14285714

Después de lanzar las correspondientes siglas circunstanciales, traté de hallarle sentido a la cuestión. Reconozco que al principio pensé que Google estaba puro dando jugo, pero pensándola bien, ¡todo encaja! Lo que hizo Google fue transformar la cantidad dada de días a semanas. Y, claro, ocho días equivalen a ocho séptimos de semana, o sea, 1,14285714…

Y, en realidad, Google transforma cualquier cosa a cualquier cosa. Para ocuparlo, hay que poner:

cantidad + unidad original + “to” o “a” + unidad deseada

Por ejemplo, buscar 28 dollars to euro te hace el cambio monetario correspondiente. También te transforma unidades de tiempo, distancia, peso y un montón de cosas más, así que puedes pasar un buen rato disfrutando del poder de la conversión de unidades… y hasta podría llegar a ser útil.

Puedes transformar todo lo que quieras, ¡hasta cosas que no se pueden convertir! Justo después de descubrir la tonterita en Google, veo lo siguiente en WTF? Microsiervos: un tipo trató de pasar una cantidad de dólares australianos a euros, se equivocó y en lugar de “dólares australianos” (AUD) puso el símbolo de “unidades astronómicas” (AU), pero Google no se inmutó y lo transformó de todas maneras.

17 (Astronomical Units a Euro) = 1.63695031 × 1012 m / U.S. Dollars

No sólo es freak que te transforme eso de manera precisa, más encima te entrega el resultado en metros/dólares, lo cual rompe todos los esquemas de la física. Pero esta inútil mutante apoteósicamente genial característica de Google tiene usos insospechados: podemos comprobar empíricamente que el tiempo es oro y además podemos conocer su valor preciso.

1 (month a U.S. dollar) = 2 629 743.83 s / U.S. Dollar

Esto significa que un mes corresponde a unos dos millones y medio de segundos por dólar. No tiene sentido, pero esto es más o menos la cantidad de segundos que hay en un mes, así que un mes corresponde a un dólar. ¿Habrá que reajustar el sueldo mínimo?

En fin, todo esto de Google nos demuestra que la vida es bella y que la verdadera lucha se libra en nuestros corazones. Gracias, muchas gracias.

El lado mutante de Nintendo

El CD-i era un “reproductor multimedia interactivo” que fue desarrollado por Philips durante la década de los ’90. El CD-i servía así como para todo, desde contenido multimedia, material educativo y… videojuegos. Cabe hacer notar que Philips no tenía personajes ni franquicias de videojuegos, pero esto se vio remediado por un trato que hicieron con Nintendo: Philips participaría en el desarrollo de la SNES, y Nintendo permitiría a Philips usar algunos personajes de Nintendo en juegos para su consola.

Hasta ahí, bien, pero resulta que ni Nintendo ni Philips crearon los juegos… Philips delegó la realización de éstos a compañías de bajo presupuesto, con la consiguiente y notable deformación de los mismos.

Entre los juegos de Nintendo bastardos destacaban cuatro juegos: uno de Mario Bros. (Hotel Mario) y tres juegos de Legend of Zelda. En los dos primeros juegos de Zelda y el de Mario las escenas animadas que cuentan la historia durante el juego, son terriblemente mutantes, mal hechas y hacen que uno se olvide totalmente del juego por lo desternillantes que son.

El tercer juego de Zelda es menos conocido pero es igual de raro por usar actores reales y tener varios problemas técnicos. Nintendo casi nunca reconoce la existencia de estos juegos como parte del canon y pretende como si nunca hubieran existido.

Y como siempre, existen ociosos que suben muchas versiones modificadas de los videos a Youtube, pero nada supera lo terrible de los originales. A continuación, tres videos con escenas animadas de los juegos, como muestra. Véalos y llore.

Escena de Zelda: Wand of Gamelon

Imagen de previsualización de YouTube

Escena de Link: The Faces of Evil

Imagen de previsualización de YouTube

Escena de Hotel Mario

Imagen de previsualización de YouTube

Condorito está mutante

Condorito ya no es lo que era antes.

(Son de mentira, por siaca, las hicimos nosotros. Pero igual no más.)

La fomedad hecha cómic

El cómic Uncle Funny Bunny and Chumpy fue publicado en la revista gringa My Weekly Reader a principios de la década de los cincuenta. No tendría nada de especial aparte de ser un cómic que nadie recuerda, pero resulta que es horriblemente fome. Unas tiras de muestra (están en inglés, duh):

Se entiende que estaba hecho para niños, y que era otra época, pero es que es tan fome que sobrepasa el umbral de lo aceptable y crea universos paralelos y agujeros negros que devorarán la tierra llega a ser divertido de lo fome que es. Digo yo. Hay más en Cartoon Brew. (Vía Cartoon Brew)

Las bandas más difíciles de googlear

Ya es un cliché, pero hay que decir que en esta época de la información, la tecnología y blablablá; si no sales en internet, no existes. Claro, la omnipotencia y superioridad dogmática de Google hace parecer que es posible encontrar absolutamente todo en internet, pero hay casos en que no es tan así.

Imagínate que eres una banda de rock, pero tienes un nombre tan consheptual artíshtico minimalista lúdico que… ¡es imposible buscarte en Google! ¿Es esto posible? La respuesta es sí y vamos a ver unos casos de bandas que por dárselas de transgresores a la hora de elegir sus nombres, ven su presencia en internet disminuida. Ahí vamos.

The Who

Si es que conoces a The Who, puede que estés pensando “ehh, no tiene nada de dificil buscar The Who en Google” y si es que pensaste eso tienes toda la razón: The Who no hace que Google se ponga cheuto… ahora. En algún momento fue imposible googlear The Who, gracias al sistema de reconocimiento de palabras de Google, tal como quedó evidenciado en la siguiente cita de la QDB:

<Insomniak`> Stupid fucking Google
<Insomniak`> “The” is a common word, and was not included in your search
<Insomniak`> “Who” is a common word, and was not included in your search

!!!

Si no conoces a !!! te has perdido la mitad de tu vida, con su estilo dance post punk indie rock que tanto nos gusta. Y es bastante probable que jamás te hayas encontrado con ellos pues buscar !!! en Google no arroja ningún resultado. ¿Cómo cresta se hace entonces?

Pues bien, para pronunciar el nombre de la banda, por convención se ha elegido el onomatopeya chk chk chk, aunque según la banda “podría ser cualquier sílaba repetida tres veces”. Buscar chk chk chk en Google nos lleva a los resultados de la banda de manera inmediata, así que la dificultad era tan sólo aparente… pero si no sabes como se pronuncia el nombre de la banda, estás frito. Ugh.

The The

Creo que no hace falta explicar el origen del nombre. De todas maneras, el sarcasmo nomenclatúrico les salió caro: ahora es casi imposible de encontrar material de la banda en Google.

Veamos: buscar The The a secas nos lleva a la página en Wikipedia del grupo pero todo el resto de los resultados no tienen nada que ver. Buscar “The The” con comillas nos encuentra el MySpace de la banda y alguna página con letras, pero el resto de los sitios son puras tonteras. Ninguna de las búsquedas lleva al sitio oficial de la banda, por ejemplo. Una lástima, porque el grupo es rebueno.

Y de esta manera, ya sabes qué nombre ponerle a tu hijo datos inútiles que no te servirán para nada. Para eso estamos.

Canciones de amor por internet

La música popular no se ha visto ajena a toda la tecnologización y revolución en las comunicaciones que ha significado el internet. Tal vez hace unos diez años todo esto sería muy raro, pero ahora es hasta común ver canciones que hablen del tema. ¿Ejemplos? “Cero y uno” de Café Tacuba, “Se lo mandé y me rebotó” de Mauricio Redolés, “Mi PC” de Juan Luis Guerra o hasta “MySpace” de Don Omar.

Sin embargo, ¡hay que saber hacerla! Llega un punto en que estas canciones dejan de ser novedosas y se transforman en… esto.

Imagen de previsualización de YouTube

Es “Un click de amor” de Alexis Venegas y yo tampoco creí la letra cuando la escuché. Parece que era verdad que la internet idiotizaba. Tu dibujito con letras verdes…


Página 2 de 5312345...102030...Última →